miércoles, 22 de octubre de 2014

Tocado y hundido



Navegamos en barcos de papel por las aguas de la vida. 
Nos arrastra la corriente, nos ahoga lentamente.
Buscamos ayuda. Pedimos un rumbo.
Quizá ese barco quiera salvarnos del remolino.
Quizá ese barco que está en el fondo del río. 
Y grita palabras de ayuda. 
Y está tocado y hundido. 

Y no escuchamos sus voces. 
No oímos esas palabras de amigo.
Vamos sin timón hacia un extraño destino.
Nos lleva el agua hacia un futuro autrodestructivo.
Y no escuchamos sus voces.
Y grita palabras de ayuda.
Y está tocado y hundido.


Últimos minutos de un día agotador y devastador en el que solo me apetece escribir y dejarlo ir. 
Os dejo esta poesía escrita hace diez minutos sobre la marcha. Cuando hay algo que expresar las ideas simplemente fluyen. 

Espero que os vaya bien lo que queda de semana, ¡que es bien poco!

Un saludo, 

Nieves

0 comentarios:

Publicar un comentario