martes, 21 de octubre de 2014

«Yo te quiero, soy yo»



Para vivir no quiero 
islas, palacios, torres. 
¡Qué alegría más alta: 
vivir en los pronombres!

Quítate ya los trajes, 
las señas, los retratos; 
yo no te quiero así, 
disfrazada de otra, 
hija siempre de algo. 
Te quiero pura, libre, 
irreductible: tú. 
Sé que cuando te llame 
entre todas las gentes 
del mundo, 
sólo tú serás tú. 
Y cuando me preguntes 
quién es el que te llama, 
el que te quiere suya, 
enterraré los nombres, 
los rótulos, la historia. 
Iré rompiendo todo 
lo que encima me echaron 
desde antes de nacer. 
Y vuelto ya al anónimo 
eterno del desnudo, 
de la piedra, del mundo, 
te diré: 
«Yo te quiero, soy yo».

Uno de mis poemas preferidos. Es de Pedro Salinas, de su libro La voz a ti debida.


Estoy aquí a última hora estudiando un poco a ver si me entero de algo. El día de hoy ha sido francamente genial, muchas risas.
Ahora toca seguir estudiando un poco hasta que aguante. Lo peor es que es teoría, no problemas, y me resulta mucho más aburrido.
Quiero que llegue ya el fin de semana, porque, aunque sé que tengo que estudiar, quiero salir a sacar fotos ahora que está llegando el otoño. Para mí es la estación más bonita de fotografiar, las flores tienen su encanto, pero los árboles teñidos de tonos naranjas me enamoran.


¿Qué estación os parece más bonita? (Como para fotografiar, sin tener en cuenta el tiempo que haga).


Un saludo, espero que os vaya genial!

Nieves

0 comentarios:

Publicar un comentario