domingo, 8 de marzo de 2015

Somos mujeres

Somos mujeres, sí, de esos seres que gritan, se emocionan y luchan para conseguir lo que quieren. Lo somos, y también somos fuertes, somos leonas, y nos gustan los obstáculos para poder vencerlos. Y si caemos, nos levantamos y volvemos al combate, porque eso hacemos las mujeres.
Somos mujeres y nos gusta serlo, a pesar de nuestros cambios de humor, a pesar de "esos días del mes", a pesar de ser maniáticas, de ser controladoras, de ser todo lo que creáis que somos. Nos gusta serlo porque hemos recorrido un largo camino hasta llegar a donde estamos, hasta llegar a lo que somos.
Somos mujeres y las cosas para nosotras no han sido fáciles, y no lo están siendo para muchas. Y a base de sacrificios y esfuerzos, todas nosotras, en la sociedad en la que vivimos, podemos estudiar y trabajar, podemos salir a la calle con total libertad, podemos votar y podemos reír a carcajadas sin importar lo que digan los demás. 
¿Podemos?
Somos mujeres y las cosas para nosotras no son fáciles, de hecho, son muy difíciles. Quizá a veces no podamos verlo, pero siguen siendo terriblemente complicadas. Complicadas porque se sigue educando a las mujeres a "vestirse adecuadamente" y no se educa al sexo opuesto a respetar a los demás y aceptar un no como respuesta. Complicadas porque en muchos países la mujer es una posesión, y en tantos otros las mujeres son vendidas como objetos sexuales. Complicadas porque las niñas van de rosa y los niños, de azul. Complicadas porque habrá quien lea esto y me tache de feminista o hembrista.
El feminismo, menudo término. Cuántas interpretaciones para una palabra de nueve letras, o quizá para lo que simboliza. 
El feminismo. Esas nueve letras que sugieren la igualdad entre hombres y mujeres. Igualdad de oportunidades.
Yo soy feminista.
Tú, hombre leyendo esto, ¿alguna vez has ido por la calle y te han piropeado sin una pizca de vergüenza, haciéndote sentir totalmente vulnerable? ¿alguna vez te han pitado desde un coche y te han gritado cualquier vulgaridad? Espero que no haya sido así, y que no te hayas tenido que sentir como una tonta, intentando pasar de esas personas, intentando seguir caminando pasando inadvertida
Esas cosas pasan en nuestra sociedad, pasan en mi ciudad, pasan en la tuya y pasan en todas. Pasan en pleno siglo XXI.
Porque hemos recorrido un largo y costoso camino, pero aun queda mucho por andar.
Somos mujeres, y hoy, 8 de marzo, es nuestro día, al igual que el resto de 364 del año. Porque nuestras voces no se apagan ante las desigualdades, porque no queremos más violencia, ni más muertes, ni más situaciones de vulnerabilidad. 
Porque somos mujeres y hemos conseguido mucho, pero no dejaremos de luchar, porque somos fuertes, leonas, y nos gustan los obstáculos para poder vencerlos.

Feliz Día de la Mujer, haz que tu voz se escuche, haz que tu opinión cuente.




Exposición del Día de la Mujer en la Alianza Francesa de Oviedo



0 comentarios:

Publicar un comentario