viernes, 24 de julio de 2015

Effaclar Duo ¿Funciona?


Hace unos meses oí hablar por primera vez de este producto, aparentemente muy conocido y con su propia reputación, así que decidí probarlo en otro de mis muchos intentos desesperados de librarme del acné. Hoy os cuento mi experiencia con este producto: Effaclar Duo, de La Roche-Posay.


Effaclar Duo es un gel para tratar el acné y las marcas a nivel superficial. Entre sus ingredientes están el ácido salicílico, el componente de la famosa Aspirina, conocido popularmente para hacer mascarillas contra las espinillas.
Por lo que leí antes de empezar a usar este gel, supuestamente acaba progresivamente con las imperfecciones, haciendo una exfoliación química y acabando con las pieles muertas y suciedad superficiales, atacado, asimismo, las bacterias que producen el acné, y haciendo que vaya a menos progresivamente.
Además, al ser la versión Plus, se supone que acaba con las marcas al mismo tiempo, por lo que, teóricamente, acabaría con todos los problemas habidos y por haber.
Toda la gama Effaclar de esta marca está destinada a tratar este tipo de problemas, por lo que también empecé a usar el gel, que al no contener aceites ni jabón, purifica la piel sin ser demasiado agresivo, y complementa la acción de los demás productos de la gama.
Todo parece perfecto, pero ¿funciona realmente?

Al empezar a usar este producto, he de decir que mi piel estaba hecha un verdadero desastre por todos los rincones. Me había dado un brote fortísimo en toda la cara y no había manera de pararlo. No me lo pensé dos veces cuando leí todas las reviews y decidí darle una oportunidad.

Primeras dos semanas
El empezar a usarlo, mi piel reaccionó muy mal: estaba totalmente falta de hidratación y noté que por las mejillas se me empezó a poner la piel más y más roja y el acné de esa zona fue a peor.

Sin embargo, en la frente y barbilla, los granitos empezaron, poco a poco, a desaparecer, pero dejaban unas marcas muy oscuras.
Decidí aplicar, después del Effaclar, una crema hidratante por las mejillas, pero sólo me iba a peor.

A las cuatro semanas
Mientras proseguía el uso, el acné de mi frente desapareció totalmente, fue algo increíble. Sin embargo, las mejillas estaban peor que nunca, y no salía de casa sin crema solar para evitar las marcas. 

Después de dos meses
Habiendo interrumpido el tratamiento durante una semana para dar un respiro a mi piel, utilizando productos 100% naturales (haré un post hablando de esta experiencia),  notaba mi piel con un tono más uniforme al volver con el gel, y poco a poco, con la ayuda del agua del mar, el acné de mis mejillas fue disminuyendo, no llegando, eso sí, a desaparecer por completo.

Veredicto final
En general, me parece un producto que merece la pena probar si se tienen este tipo de problemas. Al ser en textura gel, se absorbe muy rápidamente. Deja la piel tirante y reduce las líneas de expresión, por lo que se puede utilizar perfectamente bajo el maquillaje. 
Probablemente no sea el producto milagro que, de la noche a la mañana, ha acabado con todas las imperfecciones de la piel, pero creo que hay que darle una oportunidad porque puede, realmente, beneficiarios mucho.
Su precio no supera los quince euros, y se puede encontrar en la mayoría de parafarmacias y perfumerías. 

0 comentarios:

Publicar un comentario